Úlcera indolente en un boxer de 9 meses.
Desbridamiento con una torunda de algodón del epitelio no adherido al estroma corneal.

Con una aguja hipodérmica 25 G (insulina) se realizan unas pequeñas heridas en el estroma corneal.

Se clava la punta de la aguja oblicuamente a la superficie de la córnea...

y a continuación se desplaza hacia una posición perpendicular.

Hay que tener la precaución de no perforar la córnea.

Este es el resultado final después de practicar las heridas puntiformes sobre la superficie de la lesión corneal.

A continuación se realiza una tarsorrafia temporal para proteger la córnea durante el periodo de re-epitelización.