Este paciente sufrió un traumatismo en la cabeza, y como consecuencia de ello tuvo un prolapso del globo ocular.
La inflamación de la conjuntiva y de los párpados imposibilita la tracción de estos para volverlos a colocar en su sitio.
Esta maniobra se simplifica realizando una cantotomía lateral.
Al ampliarse la fisura parpebral la recolocación de los párpados es sencilla.

Se sutura la incisión realizada en el canto lateral con material no absorbible, evitando que los hilos de sutura puedan lesionar la córnea (nunca se debe englobar en estos puntos a la conjuntiva).

Ver el esquema del punto en 8, que se recomienda en la sutura del borde parpebral.

Existe una gran inflamación en la órbita, la posibilidad de recidiva es alta. Y además se debe proteger la córnea, que ha estado sufriendo porque los párpados no la protegían.

Para ello se realiza una blefarorrafia temporal (los puntos no atraviesan la conjuntiva), o una tarsorrafia temporal.

Blefarorrafia temporal concluída.
Tarsorrafia temporal concluida.

Se debe realizar una infiltración de corticoides en el espacio retrobulbar para evitar la lesión del nervio óptico y de la arteria oftálmica.