Lesiones importantes de la córnea, ya sean en extesión o en profundidad, exigen una acción rápida de protección para que cicatricen lo antes posible, y evitar leiones mayores, incluida la perforación ocular.

La plastia conjuntival de 360º es una técnica sencilla, que no requiere de instrumental microquirúrgico, y que la puede realizar un veterinario no especialista.

En esta imagen se observa la gran extensión de la lesión corneal, así como la neoformación de vasos sanguíneos, que se crean como respuesta al proceso inflamatorio que está sufriendo la córnea.

Se realiza una cantotomía lateral para facilitar la exposición de la conjuntiva bulba.

Se realiza una sección de la conjuntiva en 360º junto a la córnea.

Se diseca la conjuntiva, sin afectar a la capa fibrosa.

Se diseca en profundidad con el fin de conseguir un colgajo lo suficientemente largo como para que cubra toda la córnea.

El cogajo se sutura sobre la córnea con un hilo no absorbible en sentido vertical para evitar que la tensión de los párpados, al abrirse y cerrarse, pueda producir la dehiscencia de esta sutura.

Se sutura la cantotomía.

El colgajo se retirará dentro de 10 días.

Resultado al cabo de 15 días de la intervención quirúrgica.

 

Resultado al cabo de 45 días de la intervención quirúrgica.