Blefarospasmo, fotofobia, hipersecreción lagrimal: signos evidentes de dolor ocular.
Inversión del párpado hacia el ojo (ENTROPION), ¿es debido a causas anatómicas o tiene un origen espástico doloroso por otra causa?

La aplicación de un colirio anestésico, una gota cada 30 segundos durante 3 minutos elimina el componente doloroso.
Si el entropion es de origen espástico se corregirá.
Permitirá evaluar correctamente la cantidad de tejido que se introduce hacia la córnea.

Hay que evaluar con la mayor precisión posible la longitud de piel que se debe resecar antes de dormir al paciente.
Se tracciona del párpado hacia fuera varias veces hasta estar completamente seguros de la cantidad de tejido que se va a extirpar.
Se introduce un dedo en el saco conjuntival para facilitar la maniobras de sección. La tensión de la piel se mantiene traccionando con unas pinzas de disección.
La primera incisión se realiza paralela al borde palpebral a una distancia no superior a 2-3 mm.
Se realiza la segunda incisión en forma de medialuna cuyo mayor grosor corresponde a la zona de mayor afectación del entropion.
Se reseca la zona cutánea con tijeras. Sólo en casos muy severos estaría indicada la resección parcial del músculo orbicular.
Es una cirugía muy sangrante, debido a la gran vascularización de los párpados, la hemostasia se hace por compresión con una torunda. No se deben emplear cauterios, ya que producirían una gran fibrosis.
La sutura de la piel se hace con puntos sencillos de material multifilamento, intentando que los nudos queden alejados del ojo. El material debe ser fino, recomendable 5 ó 6 ceros.
Fin de la sutura.
Resultado en el postoperatorio inmediato.

Resultado de la intervención a los 30 días de postoperatorio.