BLEFARORRAFIA TEMPORAL

Es otra técnica de protección corneal para facilitar los procesos de cicatrización de lesiones corneales.

Esta técnica se puede emplear cuando la realización de una tarsorrafia implique una excesiva tensión sobre el tercer párpado o sobre la sutura, lo que conduciría a la dehiscencia de la misma.

Lesión corneal indolente en un gato de 12 años.

 Estado de la córnea tras la realización de la queratectomía superficial y la queratomía en rejilla.

Para ver la técnica completa haga "click" aquí.

 La aguja se introduce aproximadamente a 6-7 mm del borde palpebral, y debe salir justo por la línea de las glándulas de meibomio.
De esta forma conseguiremos el cierre correcto de los párpados.
 En el párpado inferior la aguja penetra por el borde del mismo, al igual que en el párpado superior.
 Se utilizan unos trozitos de tubo (sistema de gotero) para evitar la lesión del punto sobre la superficie de los párpados.
 De esta forma se consigue la protección de la córnea, para que el roce palpebral no altere el fenómeno de cicatrización.
 
A través de la pequeña apertura palpebral es por donde se deben aplicar los colirios al ojo.