Este paciente ha sido intervenido anteriormente en esta zona extirpándole una neoplasia de gran tamaño.
Ha quedado un defecto circular que no cicatrizada con tratamiento médico debido a la movilidad de la zona.

Se va a realizar una técnica en V combinada, indicada en zonas donde hay poca piel para la reconstrucción y la tensión es elevada.

Se trazan dos líneas imaginarias (dibujadas en color azul), una siguiendo la tensión cutánea de la zona (en esta imagen la línea horizontal) y la segunda con un ángulo de 45º con respecto a la primera.

A continuación se realizarán los cortes en la piel que están marcados en rojo.

Se reavivan los bordes fibrosados de la lesión epitelial.

Se realizan dos incisiones por encima y por debajo del defecto delimitando cada una de ellas una zona triangular.
Tal y como se ve en la imagen, y siguiendo el planteamiento que se veía en la 2ª fotografía (líneas en rojo).

El lado de cada triángulo mide la mitad que el diámetro del defecto.

Se diseca con delicadeza en extensión para poder movilizar la piel con comodidad.
Las plastias triangulares se deslizan una hacia arriba y la otra hacia abajo para cubrir el defecto, tal y como se aprecia en la imagen.

Se sutura la herida cutánea con puntos recurrentes verticales de material monofilamento 3/0.

En la zona de máxima tensión se refuerza el punto con un protector obtenido de las alas de un catéter endovenoso.

Imagen del fin de la intervención en el postoperatorio inmediato.

Obsérvese la forma de dientes de sierra que tiene la plastia realizada.

Al paciente se le coloca un vendaje de inmovilización del codo durante 10 días.

Se realizan curas diarias de la herida.

Resultado de la intervención a los 10 días de postoperatorio. Se quitan los puntos.

Resultado a los 14 días.