La uretrostomía escrotal permanente está indicada en casos de litiasis recidivantes que producen obstrucción a nivel del hueso peneano.
A este nivel es donde menor indice de complicaciones intraoperatorias y a largo plazo se presentan, por lo tanto creemos que es el lugar de elección en este tipo de pacientes.

Preparación de la zona escrotal y peneana.

Campo quirúrgico preparado para la intervención.
Incisión de la piel en la base del escroto y control de los pequeños vasos sangrantes del subcutáneo.
Disección de los pedículos vasculares de los testículos.
Doble ligadura de los pedículos testiculares (a cielo cerrado) con material absorbible.

Disección del pene por delante del hueso peneano, e incisión de la uretra por su rafe medio para evitar lesionar los músculos bulbocavernosos e isquiocavernosos.

Si aparece sangrado por la línea de incisón se controla con una torunda de gasa. Hay que evitar el empleo de termocauterios o bisturí eléctrico.

La mucosa de la uretra se sutura a la piel con material monofilamento absrobible,empleándose puntos recurrentes verticales.

Se introduce una sonda vesical y...

se deja colocada durante 48 horas para que el animal no haga esfuerzos para orinar y no se rompan las suturas, y para que la orina no irrite el tejido celular subcutáneo que ha quedado expuesto.

Se realiza la cura de la zona y se proteje la uretra con pomadas antibióticas.

Durante el postoperatorio el animal debe estar muy controlado para evitar autolesiones y sangrado de la uretra.

A los 4 días de evolución el paciente se ha chupado, se ha arrancado los puntos y ha estado sangrando.

Debemos reintervenir la zona para evitar que la uretra sangre más.

 

 

 

A los 9 días la evolución ha sido favorable y se le quitan los puntos.