Las lesiones corneales profundas, y sobre todo los descemetoceles se deben tratar con plastias conjuntivales que rellenen en defecto corneal creado, facilitando la cicatrización e impidiendo la perforación ocular.

Descemetocele puesto de manifiesto con el empleo de fluresceína.

Se va a obtener un colgajo conjuntival pediculado de la zona medial de la conjuntiva, con el fin de que dicho colgajo quede situado de arriba a abajo. De esta forma la tensión de los párpados al abrirse y cerrarse será mínima.
Ya se ha obtenido el colgajo de conjuntiva, que debe ser amplio, sobre todo por su base, con el fin de garantizar la vascularización del mismo.

Se levanta el colgajo y se coloca sobre la superficie corneal.

 
No debe existir ningú tipo de tensión para que no haya dehiscencia de los puntos de sutura.

Sutura de las plastia conjuntival a la córnea empleándose en este caso material multifilamento 8/0 no absorbible.

A mi particularmente me gusta más el material monofilamento para este tipo de suturas.

La herida conjuntival no se sutura.

A los 14 días de postoperatorio

 

La lesión está cicatrizada y se procede a retirar la plastia conjuntival.

Se quitan los puntos de sutura de la plastia a la córnea.
Se secciona el colgajo junto a la córnea y junto a la conjuntiva.
Resultado tras la exéresis del puente conjuntival.
Resultado a los 21 días de la plastia.

Resultado a los 45 días.