Descrita por el Dr. José Mª Carbonell Tatay (Alicante. España). Haga click para ver la cita bibliográfica.

Para ampliar las imágenes haga click sobre ellas.

La radiografía del recto con un enema de bario pone de manifiesto la desviación rectal debida a la hernia perineal.

En este caso se afecta el lado izquierdo.

Preparación del campo operatorio. Acuerdese de los puntos que tomamos como referencia: tuberosidad isquiática, ala del ileon y trocánter mayor del fémur.

Insición e identificación del contenido herniario, se debe realizar una disección delicada para identificar las estructuras musculares y vasculares de la zona.

Ya han quedado identificadas estas estructuras.

 

 

De la malla de polipropileno se obtiene la prótesis que vamos a colocar.

Para facilitar la confección del "cucurucho" se realiza este corte.

Ya está preparada la prótesis para su colocación.
En las siguientes imágenes observaremos la fijación de la malla a los músculos de la zona.

 

 

 

En este caso la zona ventral no queda perfectamente ocluida, recurriremos a una elevación del músculo obturador interno para cubrir este defecto y asegurar una correcta fijación de la malla.
En esta imagen se observa la elevación del obturador interno hacia la malla..

Fin de la herniorrafia, sólo falta la sutura de los planos anatómicos incididos y de la piel.

Como en todos los casos de hernias perineales recomendamos la orquidectomía bilateral.

Es una técnica que ofrece excelentes resultados, pero se deben extremar las condiciones de asepsia para que no se infecte la zona, lo que nos obligaría a retirar el implante.

Otras técnicas: